martes, 6 de septiembre de 2016

Flores para mi Amada


Hubo siempre muchas flores
en nuestra relación,
cuando yo te conocí
en mi mano había una flor,
era la flor de un jardín
que robé enamorado,
primera vez que sentía
mi corazón desbocado.

Desde entonces tú y yo
más nunca nos separamos,
no quería permanecer
si no era estando a tu lado,
en tu mesita de noche
siempre lucirías flores
que "Matilde", la florista,
las arreglaba en pompones.

Rosas, claveles, violetas,
girasoles y magnolias
parecía que habitabas
“Jardines de Babilonia”
lucirías en tu boda
aquel tocado de orquídeas
que hacía pelear a las damas 
que en cortejo te seguían.

Hoy ya no estás a mi lado,
y nuevamente traigo flores,
las he puesto en un altar
donde aparece tu nombre,
impoluto, limpiecito,
así mantengo tu espacio
y hoy que te vine a visitar…
no he parado de llorar
contemplando tu epitafio.

PanchoTronera

No hay comentarios: