domingo, 25 de septiembre de 2016

Suicidio


Me encuentro desesperado
por mi vida tormentosa,
a mi vida pondré fin,
mi decisión ya no es otra,
mi vida ha sido un fracaso
y en lo alto de esta torre
daré mi último paso,
ya no tendrán quien estorbe.

Algunas personas observan
desde el asfalto caliente,
esperando mi caída
morbosa y pacientemente,
pronto llega un sacerdote,
lo acompaña un policía
el cura es el “Padre Bartolo”
y el policía es “Matías”.

“Matías” con su discurso
descontextuado y grosero
con su tacto persuasivo
quiere mi “suicidamiento”,
mientras “Bartolo” lo escucha
me pide en tono sincero
que no escuche al policía
porque “Matías” es un “ñero”.

Comienzan a discutir
ignorando mis pesares
mientras llegan los bomberos
alborotando la calle,
desde aquí puedo observar
que se arma una trifulca
pues llega la policía
para dispersar la turba.

Colocan unos parlantes
con mensajes que no entiendo
pues “Matías” y “Bartolo”
han seguido discutiendo,
me han venido a ayudar
y no han estado de acuerdo
si yo me debo lanzar
o si me agarran por el cuello.

En el aire un helicóptero
comienza un nuevo alboroto
y el ruido ensordecedor
me ha desconcentrado un poco,
les juro, si no me lanzo
no es por mi situación
sino por toda esta gente,
egoísta e impertinente,
que no merece este show.

PanchoTronera

No hay comentarios: