lunes, 19 de septiembre de 2016

Madurez


Ya tengo el cabello blanco
¡Sí señor!, ya soy un viejo,
tengo marcas en mi rostro
dibujadas por el tiempo
que dicen que han pasado
muchos años, por supuesto
y la energía que tengo
no se parece ni esto
a la que yo derrochaba
en mis años de mozuelo.

Es verdad y no lo niego
que tuve una vez un sueño
igual al de los muchachos
y con iguales desvelos,
pero con la diferencia
que yo sí he logrado verlo
y pasa que yo he vivido
muchos años, por supuesto,
adquiriendo una experiencia
que se ha convertido en trofeo.

No tuve la educación
que otros han recibido,
no cursé bachillerato
sino escuela en un pueblito,
pero aprendí de la vida
a vivir sin egoísmo,
a amar a mis semejantes
con respeto y con cariño
siempre cultivando el arte,
el espíritu y el vino.

Por eso la madurez
que en los años he adquirido
me han dado la lucidez
y  aquel saber infinito
que hacen la diferencia
y que me han dado el cariño
de la gente de mi entorno,
de familiares y amigos
que disfrutan las vivencias,
que se han escrito en mi libro.

PanchoTronera

No hay comentarios: