domingo, 30 de octubre de 2016

Don Bonachón


Sepa usted, mi gran amiga
me gustó su alocución,
aunque casi se encadena,
como aquel gran orador,
pero usted, si así lo hiciera
yo sería su admirador
por apreciar su talento
como en cualquier ocasión…

…y por eso me permito
hacer esta aclaración.

Me parece que exagera
al tener esa opinión
acerca de mi persona
pues no soy “Don Bonachón",
quisiera que se retracte
y retire su opinión
porque es muy peligroso
regar esa información…

…sobre todo si vivimos
en esta gran “mamazón”.

¿Usted puede imaginar
que hay niños por montón
que requieren de cariño,
de afecto y de atención?
y también esos viejitos,
algunos con su bastón,
y otros que han perdido
su memoria y su razón…

…por el Alzheimer, que aqueja
a una persona mayor.

¿Y qué dice de las madres 
que no consiguen pensión?,
que sus hombres abandonan
sin tenerles compasión
y que algunas se obligan
a vivir de la "ocasión"
con el fin de conseguir
algo de manutención…

…y cuesta darle a sus hijos
alguna educación.

Eso amiga, sin contar,
con la terrible aflicción
que sufren nuestros muchachos
por esa persecución
que no los dejan tranquilos:
la falta de educación,
de sitios de esparcimiento,
por las drogas y el alcohol…

…y a sus males, los muchachos
no consiguen solución.

Perdone si en este instante
le pido a usted un favor,
no le diga a más nadie
que yo soy "Don Bonachón"
pues como ya ni el gobierno
se ocupa de la cuestión
vendrían en grandes grupos
a pedirme solución...

…y francamente no puedo
atender su petición.  

Otra cosa que le pido,
pues me causa confusión,
es el "mote" que usted usa
con poca moderación
que antes pasé, por olvido,
pero ahora es la ocasión
de hacerle, no un reclamo,
sino una aclaración…

…porque nunca me ha gustado
que a mí me llamen con "Don".  

PanchoTronera

No hay comentarios: