domingo, 13 de noviembre de 2016

El Mercado


Justamente en el mercado
fue que la conocí,
se veía excitante,
tomé un carro y la seguí,
se detuvo a comprar
en la sección de “verduras”,
yo en mi mente repetía:
“Esta vida sí que es dura”.

Justamente frente a mí
se inclinaba levemente,
yo, pa´ disimular
tomé dos “melones verdes”,
luego pude contemplar
lo que ella apoya en las sillas
y ahí tuve que comprar
aquella enorme “patilla”.

Su rostro acaramelado
con colores de “cereza”,
precisamente pasaba
y se veían muy frescas,
en la sección de “pescado”
voló mi imaginación
cuando pidió “mejillones”
y mi mente se nubló.

Se inclinó en un mostrador
y pidió queso” ricotta”,
eso mismo pensé yo
cuando vi su falda corta,
casualmente en un pasillo
nuevamente coincidimos,
esta vez ella temblaba
mientras escogía “embutidos”.

La pícara se dio cuenta
que la veía con “lujuria”,
a medida que compraba
me coqueteaba esa bruja,
llevaba mucho mercado
y aunque era una hermosura
si no me vengo primero
me “bajaba de la mula”.


PanchoTronera

No hay comentarios: