jueves, 30 de marzo de 2017

Duelo


Oigo voces a lo lejos,
oigo risas, oigo llanto,
en el pecho siento un peso
y no puedo abrir mis párpados,
los huesos entumecidos,
el traje mal abrochado,
el aroma repugnante
de un éter mal inyectado
me hacen sentir nervioso,
no sé que me haya pasado.

A mi alrededor hay un desfile
de personas que he tratado,
no entiendo por qué unos lloran
y otros ríen con descaro,
algunos cuentan historias
recordando mi pasado,
unos me elogian, me halagan,
otros cuentan desagrados
y una que otra muchacha
me hace sentir desdichado.

Mi madre llora con pena,
mis hermanos solo un rato,
mi padre ya se murió
“uno menos pa´l reparto”,
en el fondo una mujer
llora sin que lo hayan notado
y no puede hablar con nadie,
su dolor hay que ocultarlo
pues el dolor que ella siente
puede deberse a un pecado.

Ya siento curiosidad,
este lugar es estrecho,
tengo que averiguar
¿por qué estoy en este lecho?
¿por qué huelo a creolina?
¿por qué no muevo ni un dedo?
¿por qué mis hijos me lloran
sin tener ningún pretexto?
¿por qué se apaga la luz?
debe ser que ya estoy muerto.

PanchoTronera 

No hay comentarios: