viernes, 31 de marzo de 2017

Atardeceres

Juego de Amor


Quiero invitarte a jugar
un juego muy divertido,
en el que tú serías mi esposa
y yo en cambio tu marido,
me empezarías mirando
sin pestañear ni un poquito
y yo trataré de acercarme
lentamente y suavecito.

Tú seguirías el juego
hablándome al oído
y acercándome tus labios
como queriendo un mordisco,
entonces te tomaré
mientras disfruto lo rico
que es tu imagen de diosa
cuando te quito el vestido.

Seguidamente recorro
con mis labios tu cuerpito
exuberante, voluptuoso,
bello, sensual y rico,
acariciando tus senos,
viajando hacia el infinito
de esos placeres mundanos
que nos hacen sentir vivos.

Dentro de aquel frenesí
un solo cuerpo sentimos
mientras nos intercambiamos
calor, sudor y fluidos
y en una pasión delirante
sentir como nos morimos
y volvemos a nacer
en un placer infinito.

PanchoTronera

jueves, 30 de marzo de 2017

Dos vidas

Duelo


Oigo voces a lo lejos,
oigo risas, oigo llanto,
en el pecho siento un peso
y no puedo abrir mis párpados,
los huesos entumecidos,
el traje mal abrochado,
el aroma repugnante
de un éter mal inyectado
me hacen sentir nervioso,
no sé que me haya pasado.

A mi alrededor hay un desfile
de personas que he tratado,
no entiendo por qué unos lloran
y otros ríen con descaro,
algunos cuentan historias
recordando mi pasado,
unos me elogian, me halagan,
otros cuentan desagrados
y una que otra muchacha
me hace sentir desdichado.

Mi madre llora con pena,
mis hermanos solo un rato,
mi padre ya se murió
“uno menos pa´l reparto”,
en el fondo una mujer
llora sin que lo hayan notado
y no puede hablar con nadie,
su dolor hay que ocultarlo
pues el dolor que ella siente
puede deberse a un pecado.

Ya siento curiosidad,
este lugar es estrecho,
tengo que averiguar
¿por qué estoy en este lecho?
¿por qué huelo a creolina?
¿por qué no muevo ni un dedo?
¿por qué mis hijos me lloran
sin tener ningún pretexto?
¿por qué se apaga la luz?
debe ser que ya estoy muerto.

PanchoTronera 

miércoles, 29 de marzo de 2017

Jardín sin fronteras

Amor prohibido


Nuevamente te me vas,
vuelvo a quedar solito,
triste con mis pensamientos,
y porque no estás conmigo
voy a estar solo otra vez,
añorándote amor mío
y no podré soportar
que otra vez te hayas ido.

Hace tiempo no sentía
lo que hoy sentí contigo,
la suavidad de tus manos
ese perfume tan rico,
tus ojitos seductores
que me llevan al abismo
donde van las ilusiones
de los amores furtivos.

No tenemos quien nos mande,
ni nos demande albedrío,
pues no somos tan muchachos,
como pa´ andar sin sentido
cometiendo tonterías,
escondidos del gentío,
sintiendo estos amores
desde que éramos niños.

La sangre que compartimos
es la que dicta el destino
y nos condena a vivir
nuestro amor al escondido,
¿por qué la vida es así?
¿por qué Dios ha permitido?
que florezcan las pasiones
si son amores prohibidos.

Hemos sido consecuentes
con lo que hemos sentido,
hemos evitado siempre
el vernos comprometidos,
pero te juro, mi cielo,
ante este crucifijo
que no voy a descansar
hasta que logre vivir…
sin separarme de ti
como soñamos de niños.

PanchoTronera

martes, 28 de marzo de 2017

Vuelo


Vuelo hacia ti en mi pensamiento,
vuelo y soñando te deseo
recorriendo en mi mente ese cuerpo
que no dejo de vivir ni en mis sueños.

He recorrido a tu lado el firmamento,
he cruzado contigo los océanos,
contemplando de este mundo lo más bello
tal vez desde el principio de los tiempos.

Quisiera expresar mis sentimientos,
pero no, no entenderían lo que siento
pues te sueño cuando aún estoy despierto
y atesoro mis vivencias en recuerdos.

Nadie te ha soñado como yo te sueño,
nadie te ha deseado, como te deseo
nadie te ha querido, como yo te quiero
porque yo he vivido eternamente en tu cuerpo.

PanchoTronera 

lunes, 27 de marzo de 2017

Cada día

Catar tu cuerpo


Voy a acercarme a ti otra vez
para catar el elíxir de tu aliento,
sentir el aroma de tu piel
y disfrutar feliz ese momento.

Cuando vuelva a acercarme, a ti otra vez
recorreré cada poro de tu cuerpo,
empezando suavemente por tus pies
y palpando quisquilloso con mis dedos.

En la cima de tu vientre beberé
de la fuente embriagante del deseo,
sentiré de mis labios el deber
de saciarte como quieras con mis besos.

Y si vivo a esa experiencia sentiré
que ya puedo partir de este universo
porque aquello que yo beba de tu piel…
si no pudiera disfrutarlo, otra vez…
no querría seguir vivo ni un momento.

PanchoTronera

domingo, 26 de marzo de 2017

Cabalgando


Hoy ensillé mi caballo
pa´  encontrarme con la brisa,
esa brisa que me lleva
al calor de su sonrisa,
en el lomo de mi potro
cabalgo por la sabana
para encontrarme con ella,
mi linda y bella mulata.

Los espinos del camino
no detienen mi caballo,
parece que fuera él
el único interesado,
toma atajos por senderos
que poco se han transitado
y va venciendo al camino
con su paso acelerado.

Se detiene en una “vega”
a la orilla de un “jagüey”
yo me apeo, voy con él
y desenvaino el acero,
corto unas flores primero,
unas palmitas pequeñas
y las arreglo en un ramo
como le gusta a mi negra.

Y así sigo cabalgando
por el camino cerrero,
el verano sabanero
no detienen a mi “bayo”,
mientras avanza la tarde
y el sol sigue calentando
a mi negra le preocupa
que éste viaje dure tanto.

Al caer los “arreboles”
un lucero me ilumina
y un "agüaitacamino"
me va sirviendo de guía,
no ha sido un viaje sencillo
pero razones me sobran
y mi caballo retoza
porque él está en lo mismo.

Yo no lo había notado
pero ya lo presentía
que a pesar del duro viaje
él sus razones tendría,
la misma que el corazón
su pecho reventaría
pues el amor de la zaina
de mi negra, él … pretendía.

PanchoTronera

viernes, 24 de marzo de 2017

Dignidad patria


Cuando ya no haya confianza
y nos veamos con recelo
sabremos lo que han sembrado
en el corazón de los nuestros,
no veremos al vecino
con un afecto sincero
porque solo cosechamos
odio sembrado sin freno.

Cuando ya no haya trabajo
ni sudemos nuestro pecho
mermarán las esperanzas
de ver cumplidos los sueños
solo tendremos migajas,
solo tendremos recuerdos
de cuando éramos libres
y soñábamos despiertos.

Cuando ya no haya salud
y vaguemos como muertos
moriremos poco a poco
caminando en un desierto…
de esperanzas mal vividas,
de esperanzas sin aliento
con dolores en el alma,
con dolores en el pecho.

Cuando ya no haya quien hable
y ya parezcamos muertos
tendremos cerrados los labios
y sin corazón en el pecho
porque ya no habrá qué hacer
para defender lo que es nuestro
creyendo que vendrá un mesías
que caerá del firmamento.
  
Nadie vendrá a rescatarnos,
nadie vendrá a defendernos,
nadie vendrá a nuestra tierra
sin querer que algo les demos
nadie hace nada por nadie
y menos por dolor ajeno,
por eso nadie se engañe…
solo a nosotros atañe
recuperar lo que es nuestro.

PanchoTronera

jueves, 23 de marzo de 2017

No crezcas

Toda la vida


Yo disfruté de ti
cuando eras jovencita,
me deleité con tu cuerpo,
eras una muchachita,
derrochamos los placeres
de esos que causan envidia
y así pasamos las horas
sin importarnos la vida.

Tu figura de sirena,
esa cintura de avispa,
tu carita angelical,
un poema tu sonrisa,
una fogata de amor,
sensual, lujuriosa, rica,
en fin, la gran compañera
que soñé para mi vida.

No me da pena decirlo
porque justamente ahorita
sigo soñando contigo
aún sin ropa y desvestida,
jugueteando en una cama
de algún motel de la vía,
aunque tengamos la casa
que te compré en la colina.

Pronto los niños se irán
aunque no tengamos prisa
pero quedaremos solos
y tú aún estás bonita,
por lo menos, para mí,
no sé si estoy corto de vista
pero sigo enamorado…
quiero seguir a tu lado
lo que me queda de vida.

PanchoTronera

miércoles, 22 de marzo de 2017

De Hinojos


Estaré en tus pupilas
cuando cierres tus ojos,
estaré mordisqueando
esos labios tan rojos,
estaré a tu regazo
así, hincado de hinojos,
abrazando tu cuerpo,
voluptuoso y hermoso.

Partiré hacia ti
por caminos sinuosos,
sortearé cada obstáculo,
saltaré cada foso
que pretenda impedir
que me vea en tus ojos
y que sienta en mi pecho
tu moreno envoltorio.

No podré descansar
en ninguna colina,
ni querré detenerme
en la sombra infinita
cuando llegue la noche
y un anima bendita
me ayude a continuar
para cumplir mi cita.

Y al llegar beberé
de tus labios la savia,
me enroscaré en tu piel,
cumpliré las hazañas
como lo hace un corazón
que está lejos de su amada
y me llenaré de ti,
mi mujer adorada.

PanchoTronera

martes, 21 de marzo de 2017

Mi Guitarra


Hoy voy a tocar otra vez
aquella hermosa guitarra
que tuve siempre en mis manos
y de joven disfrutaba,
donde mis primeras notas
salieron emocionadas
de sus cuerdas armoniosas
y su madera tallada.

Esa guitarra aún es bella,
una hermosa obra de arte,
esbelta como doncella
de medidas excitantes
color de caoba morena,
con acabado brillante
y una textura que invita
una caricia constante.

Ahora la encuentro otra vez
y me emociona tocarla,
me parece que se sabe
aquellas notas románticas
que siendo un adolescente
dulcemente dedicaba
a la mujer de mi vida…
que aún sigue siendo mía
desde que era una muchacha.

PanchoTronera

domingo, 19 de marzo de 2017

Un día en mi llano



Qué rico es amanecer
en esta inmensa sabana,
fresco va amaneciendo
y al lado mío mi amada,
la sinfonía infinita
de aves en la mañana
me recuerda que ya el día
se asoma por la ventana.

Hoy tendremos que acudir
al mercado de la plaza
a comprar el bastimento
pa´ cociná en la semana,
lo que no produce el rancho
hay que comprarlo en “La Chacra”
que es el abasto de un turco
que aprendió a usar alpargatas.

Me llevo la camioneta
pa´ aprovechá la jornada
y comprarme el estantillo
pa´arreglar las alambradas,
clavos, alambres de púas,
y un pote´e pintura blanca
que se le pone a la cerca
pa´ que no pudra la pata.

También voy a aprovechar
y me iré con Pancrasia
a que visite a su madre
que la espera allá en su casa,
como nos vamos temprano
le llevaremos cachapas,
queso telita y cochino
que compremos en la plaza.

Luego regresaremos
antes que la tarde caiga
para ver si alcanzamos
a contemplar la sabana,
pues siempre al atardecer
se llena el charco de garzas
y el cielo es una acuarela
de tonalidades rosadas.

Qué lindo es vivir aquí,
en esta inmensa sabana,
donde la naturaleza
se mete entre tus entrañas
y al amor uno se entrega
en una larga velada
que mi mujer lo celebra
con su pasión desbordada.

PanchoTronera


sábado, 18 de marzo de 2017

La Cacería


No se mueve ni una hoja
de las "jipatas" palmeras,
jace un calor bien "arrecho",
como de olla sancochera,
en la tarde hubo un "chubasco"
que no refrescó la tierra,
y lo que hizo fue albortar
haciendo sudar la "pechera".

Llevo una hora que salí
a ver si "jallaba" cena,
los pobres animalitos
también sufren la "quimera",
el calor los tiene locos,
las crías están sedientas
y estamos en mes de marzo,
aún falta pa´que llueva.

Los renacuajos y grillos
se oyen por donde quiera
pues camino por la orilla
que está cerca de la "vega",
a ver si veo un "venao",
una liebre aunque sea
o una "paloma turca"
que yo preparo bien "guena".

Me distraje viendo al cielo
todo cubierto de estrellas,
poco a poco fue saliendo
la luna grandota y llena,
no fue una buena noticia
pues cuando hay luna llena,
los animales no salen…
y lo que pude encontrar
fue que me salió una fiera.

PanchoTronera
Tweet

viernes, 17 de marzo de 2017

Cilindro y pistón

Ritual


Gracias a Dios y a la Virgen
mi sueño se ha realizado,
he podido descubrir
lo que tu ropa ha ocultado,
tu piel blanca, tersa y fina,
atributos redondeados
con aroma de jardín
y tu cuerpo aguitarrado.

No entres sola a la ducha,
espera, yo te acompaño,
quiero empezar el ritual
de caricias en el baño,
voy a llenarte la tina
con esponjones rosados,
baño de espuma y bastante
aceite aromatizado.

Como soy amante fino
yo me vine preparado,
aquí traje una botella
de un espumante afamado,
unas lonjitas finas
de salmón noruego ahumado,
y galletitas tostadas
sabor a pesto italiano.

Después de este baño rico
y el champagne ya degustado
empezamos a jugar
un juego de enamorados,
primero yo te persigo
corriendo por todo el cuarto
hasta que caes a la cama
donde te estaré esperando.

Lo que sigue no lo cuento
por cuestiones del horario,
pero podrían pensar
por los gemidos causados
que fue algo especial,
placentero y celestial,
inolvidable y sensual
lo que hicimos en el cuarto.

PanchoTronera