jueves, 23 de junio de 2016

Burlando el Destino


Aún estamos escribiendo
la historia de nuestro idilio,
yo voy escribiendo versos,
tú me escuchas al oído,
siempre recuerdo el día,
aquel cuando nos conocimos,
al ver que te me acercabas
me he quedado sorprendido.

Extraña y curiosamente
tu amor me ha fortalecido,
y han sobrado las palabras
que explicaran el motivo
por qué a partir de ese instante
solo quería estar contigo
y solamente en tus ojos
quisiera haberme perdido.

Tu piel color papelón
y tu cabello rojizo,
hacían juego con tu andar
así, como dando brincos
tenías una blusa corta,
unos “shores” con flequitos
y tu gracia me dejó
sordo, mudo, paralítico.

La vida no ha sido tal
como hubiéramos querido,
el destino implacable
no nos quiso ver juntitos
y de forma inexplicable
nos hizo tomar caminos
que no pudimos cruzar
y encontrar nuestro destino.

Ahora que otra vez
estamos como quisimos,
queriéndonos abrazar
dándonos besos ricos,
como aquellos que nos dimos
cuando aún éramos niños
en que unimos nuestras almas…
para jurar nuestro amor
y burlarnos del destino.

PanchoTronera

domingo, 12 de junio de 2016

¡Ah Malaya...!!!


¡Ah malaya! ¿Quién tuviera?
una copla en el camino
que contara los amores
que he tenido yo contigo.

¡Ah malaya! ¿Quién cantara?
como canta un pajarito
cuando se ha ido y regresa
y lo esperan en el nido.

¡Ah malaya! ¿Quién pudiera?
verte por algún huequito
si es verdad que tú me quieres
o me has lanzado al olvido.

¡Ah malaya! ¿Quién te quiere?
que ya no quieres conmigo
sentir, otra vez en el río…
cómo florece tu pecho
cuando está juntito al mío.

PanchoTronera

domingo, 5 de junio de 2016

Amor, café y amanecer


Nuevamente amanece
y me encuentro a tu lado,
toda la noche ha llovido
para mi fue un espectáculo,
el ritmo serenetero
del agua sobre el tejado
y el aroma de tu piel
despiertan mis arrebatos.

Se cuela una suave brisa
cuando el sol se va asomando,
besos ricos y oportunos
alegran todo en mi cuarto,
se siente olor a café,
ya yo lo tengo colando,
pero tú de aquí, ¡no te vas!,
vamos a seguir amándonos.

La aventura de vivir
compartiendo el mismo cuarto,
no voy a desperdiciarla
mientras pueda disfrutarlo,
tengo que sentir la vida
cada minuto a tu lado,
igual que un reloj de arena
es tu figura de encantos.

A medida que amanece
y el cielo se va aclarando
tomamos el cafecito
y volvemos para el cuarto
para amarnos otra vez
y con el frío que está pegando
disfrutamos el café
y nos seguimos amando.

PanchoTronera

jueves, 2 de junio de 2016

Consejo


No entiendo qué te pasa,
no entiendo qué te inquieta,
no entiendo la tristeza
que a tus ojos embarga,
no entiendo por qué pasan
las cosas que me cuentas,
ni sé si es que exageras,
si son ciertas o falsas.

Te he visto desde niña
y puedo deducir
que un dolor así
no viene de tu casa,
las cosas del colegio
me consta que van bien
por eso sé muy bien
lo que duele en tu pecho.

Para una chica joven
que es casi una mujer
le es duro el querer
sin ser correspondida,
es dura la ilusión
de aquel amor fingido
después de un olvido
te duele el corazón.

Es bueno que valores
y estimes tu existencia
e ignores la presencia
de ese ingrato amor,
no expongas, corazón
tu amor a un farsante
que solo luce bien,
buenmozo y elegante.

No vayas por caminos
que te aparten del bien,
no apures tus senderos
el mundo está a tus pies,
rehúye tentaciones,
ignora las ofensas
mientras sigas con celo
la voz de tu conciencia

Espera con paciencia
quien merezca tu amor,
a quien de ti valore
tu velo de inocencia,
a quien te quiera mucho,
a quien te brinde apoyo
y así disfrutarás
tu bella descendencia.

PanchoTronera

miércoles, 1 de junio de 2016

Anhelo


Necesito ahora que me des un beso
ya que tengo sedientos mis labios,
necesito igual que me des un abrazo
y acudamos juntos hasta nuestro lecho.

Hace mucho tiempo compartimos la vida
esa que juramos ante Dios y el altar,
y a pesar que vivimos y sufrimos, mi vida
solo junto a ti valió la pena estar.

Nuestros cuerpos fogosos disfrutaron la dicha
del amor ardiente y lleno de pasión,
del romance juvenil, placeres de la vida
y de hijos concebidos productos del amor.

Hemos llegado, al fin al otoño de la vida
y hemos superado momentos de dolor,
también hemos combatido tentaciones fingidas
y hemos valorado lo que es el amor.

Hoy doy gracias a Dios, que aún estés viva,
alegre y rozagante al igual que estoy yo,
sé que estaré contigo hasta el fin de mis días...
y si he de irme antes, si es el fin de mi vida
voy a estarte esperando para seguir nuestro amor.

PanchoTronera