viernes, 15 de junio de 2018

Legado


Ya no tengo la apariencia 
de mis años juveniles,
he visto correr el agua,
he visto pasar abriles,
pero conservo la fuerza
y lucidez increíble
de un hombre que ha vivido
religiosamente firme
y que ha llevado su vida
de una manera sublime.

A pesar de la dureza
de este mundo impredecible
y de todos los reveses
que me son indescriptibles
están los grandes momentos,
los alegres y los tristes
que según quien los recuerde
añadirá los matices
al libro de nuestra vida
y valdrá lo que viviste.

Cuando ya se acerca el día
de este mundo despedirse
comienzas a recordar
los pasajes que viviste...
si fueron buenos o malos,
si te gustó lo que hiciste
y si de todo aquello
que en algún tiempo tuviste
olvidaste algún legado
del que no te desprendiste.

Si el balance ha sido bueno
no hay de qué arrepentirse,
de esa manera la muerte
no parece tan terrible
sino más bien la ocasión
de celebrar, antes de irse
una existencia exitosa
en donde toda la gloria
caiga sobre la memoria
de la vida que viviste.

PanchoTronera

jueves, 14 de junio de 2018

Hastío


Teníamos que vivir y no vivimos,
teníamos que hablar y nos callamos,
amarnos cada día que pudimos,
mirarnos frente a frente sin voltearnos.

Teníamos que hablar y no mentirnos,
teníamos que sentir e igual tocarnos,
hizo falta aquel romance que vivimos
que triste había quedado en el pasado.

Teníamos que vivir con nuestros hijos
y llevarlos por senderos adecuados,
vivir como hace tiempo, nos vivimos,
y morir como lo hacíamos amando.

Teníamos que andar juntos los caminos
y volver a nuestra casa abrazados,
evitar por cualquier modo este hastío…
que ha matado el sentimiento con su frío,
teníamos que estar juntos y nos dejamos.

PanchoTronera

martes, 12 de junio de 2018

Líderes de retaguardia


No me digas que te siga,
ni que creas que lideras
las ilusiones que tengo
de ver libres mis praderas,
de que mis campos se siembren
con el sudor que los quiera
y acaricie los motivos
de ver producir la tierra.

No me quieras engañar
ofreciendo tus ofrendas
para que una mi voz
a tus cantos de sirenas,
no quiero seguirte viendo
acariciando a mis viejas,
ni engañando a mis muchachos
ofreciéndoles prebendas.

No engañes a nuestros hijos
con ínfulas patrioteras,
entonando vacilantes
canciones de otras guerras,
ni quieras que rieguen sangre,
la que ustedes nunca riegan,
ni que vaya al frente marchando
mientras atrás tú te quedas.

No quiero seguir oyendo
tus falsedades que asquean,
tus mentiras descaradas,
tus ofertas lastimeras
de pelear nuestro futuro
lo que una vez te creyera
cuando ofreciste marchar
en la vanguardia guerrera

Ya estoy cansado de ti
y de quienes te rodean,
ya que solo aspiran mandos
y olvidan luego su oferta,
negocian sus posiciones
con quienes nos sometieran
y nos piden sacrificio…
mientras sus familias e hijos
disfrutan en otras tierras.

PanchoTronera

sábado, 9 de junio de 2018

Quiero una Venezuela


Quiero volver a la tierra
donde los sueños no cesan,
donde nacieron mis hijos
y verlos hasta que crezcan,
en donde nadie persiga
a nadie por sus creencias,
donde pudiera expresar
cualquier cosa que quisiera.

Quiero estar en el país
en donde es fértil la tierra,
quiero arrear nuestros rebaños
por esa llanura inmensa,
producir los alimentos
que llenen nuestra despensa,
que alegren a nuestra gente
adornándoles la mesa.

Quiero enseñarle a mis hijos
lo grande de nuestra tierra,
el paraíso ganado
por quien nos antecediera,
y si una vez empuñamos
las armas, en una guerra…
fue para liberarnos
del yugo y de las cadenas.

Quiero poder compartir
mis esperanzas viajeras
con quien quiera que me cante
alguna copla llanera
al pie de una ventana,
parado sobre una acera
entonando las canciones
que de pequeño aprendiera.

Quiero que vengas a casa
a disfrutar de una cena
quiero que me acompañes
a comernos una arepa,
un sancocho de pescado,
de res o de “picatierra”,
un chicharrón de cochino
o una "punta trasera".

Quiero pasear otra vez
montañas y cordilleras,
navegar por nuestros ríos
únicos en el planeta,
cabalgar por la sabana,
descansar bajo las tejas
colgado en mi "campechana"
hasta que el sol aparezca.

Quiero volver a sentir
el aroma de mi tierra,
aquel humito saliendo
cuando se extingue una hoguera,
el aroma de las flores
que hay en las cordilleras
y aquel olorcito rico
cuando se moja la tierra.

Quisiera poder viajar
a otras tierras extranjeras,
ir con la frente en alto
sin agachar la cabeza,
representar los colores
de nuestra bella bandera,
con orgullo y entusiasmo
más allá de las fronteras.

Quiero a mi patria volver,
no quiero morir afuera,
seguir sintiendo el orgullo
de haber nacido en mi tierra,
quiero abrazarme contigo,
quiero que a mí tú me entiendas
porque nacimos aquí...
porque es nuestro país...
nuestra patria… “VENEZUELA”.

PanchoTronera

viernes, 8 de junio de 2018

A pesar del tiempo


A pesar del tiempo tu voz se mantiene
melodiosamente sutil, seductora,
con aquella fuerza que trae a mi mente
todos los recuerdos que disfruto ahora.

A pesar del tiempo tus ojos se duermen
ignorando horas de largas angustias,
las lágrimas tristes que un día vertiesen
han fortalecido el amor que disfrutas.

A pesar del tiempo tu piel se estremece
delicadamente cuando estas desnuda,
en aquellas tardes cuando el sol se pierde
y quedas a merced de estrellas y luna.

A pesar del tiempo y de tu vista tenue
aún cierras los ojos al sentir la bruma,
pues no necesitas mirar al que siempre
complace y derrocha tu amor con lujuria.

A pesar del tiempo y de la edad que tienes
eres una hembra que atrae miradas
y despierta en otros amores fervientes
los celos del hombre que ha estado en tu cama.

PanchoTronera

jueves, 7 de junio de 2018

Un Poema


Un poema es una sinfonía,
un poema es una canción,
un poema es aquel amor
contado en letra y melodía.

Un poema es lo que algún día
pudiera ser una oración
porque he sentido ese amor
que Dios nos da en esta vida.

Un poema te declamaría
sin que se quiebre de emoción
en la garganta, mi angustiada voz
queriéndolo gritar toda la vida.

Es danzar en las caminerías
sin llevar paraguas de bastón
abrazando con fuerza la ilusión
bajo una lluvia pertinaz y cantarina.

Es aquel momento que en la vida
te encuentras con tu propio yo
y sientes que se para el corazón
después de haber latido todo el día.

Es abrazar y amar con alegría,
es darte un beso de pasión,
en fin querida, es mi razón…
de componerte en vida, una canción,
un poema eres tú… amada mía.


PanchoTronera