miércoles, 2 de diciembre de 2015

Maravillosa


Siempre ha estado allí
esperándome en la puerta,
cariñosa, preocupada,
arregladita y dispuesta,
atenta y maravillosa,
una mujer completa,
que adoraré eternamente,
esa es mi mujer bella.

Su caminar elegante,
semejante al de una reina,
hace juego con su rostro
y su hermosa cabellera,
su figura excitante
sus preciosísimas piernas
me hacen sentir dichoso
de poseer a esta hembra.

Pero eso no es todo,
a la luz de las estrellas,
se transforma en una amante
seductora y placentera,
que me envuelve en un romance
donde la lujuria impera
y se entrega a mis antojos
como no lo hace cualquiera.

PanchoTronera